Clasificación de los dientes


Clasificación de los dientes

La dentición se puede clasificar según los siguientes criterios:

Dientes según su forma o función

  • Homofiodoncia: dientes similares en toda la dentadura o con una misma función. También llamada isodoncia, en mamíferos.
  • Heterodoncia: dientes de una misma dentadura con diferente forma o función. La heterodoncia es típica de mamíferos pero también se puede encontrar en peces y reptiles. También llamada anisodoncia, en mamíferos.

Dientes según la morfología de la corona

  • Haplodoncia: coronas simples
  • Plexodoncia: coronas complejas

Dientes según su continuidad en la quijada

  • Atelodoncia: cuando existen espacios (diastemas) entre los dientes. Estos espacios pueden deberse a la ausencia de piezas dentarias presentes en el antepasado o en especies relacionadas, o a la formación de un espacio entre los dientes sin pérdidas.
  • Entelodoncia: arcada sin espacios.

Dientes según su crecimiento

  • Braquiodoncia: crecimiento limitado de los dientes. En algún punto el diente termina su desarrollo y deja de crecer.
  • Hipsodoncia: existen dos subtipos:
    • Protohipsodoncia (o hipsodoncia a secas dependiendo del autor): el crecimiento es prolongado en el tiempo, pero se detiene en algún momento (es típica de caballos).
    • Euhipsodoncia (o hipselodoncia): crecimiento continuo. En los roedores roer ayuda a mantener la longitud relativamente constante, debido a que el crecimiento continuo de los dientes es capaz de lastimar al mismo animal si los dientes no son desgastados de alguna manera. Algunos roedores, como las cobayas, y los lepóridos además de incisivos también tienen molares de crecimiento continuo.

Existe un continuo entre un diente braquiodonte típico y un diente euhipsodonte, por lo cual suele medirse el grado de hipsodoncia en animales, particularmente en paleontología, mediante el índice de hipsodoncia, desarrollado por la paleontóloga británica Christine Marie Janis en 1988.

Dientes según el número de generaciones dentarias

  • Monofiodoncia: una generación dentaria.
  • Difiodoncia: dos generaciones dentarias. Es típica de mamíferos que poseen una dentición decidua (también llamados dientes postizos o de leche) y otra permanente. Como la dentición permanente no reemplaza a todos los dientes deciduos, algunos prefieren el nombre más específico «hemidifiodoncia» (o «hemifiodoncia», debido a una mala traducción del inglés al castellano muy común en muchos libros de texto).
  • Oligofiodoncia: más de tres generaciones dentarias pero con un número limitado.
  • Polifiodoncia: número ilimitado de generaciones dentarias de recambio continuo.

Dientes según la implantación de los dientes

  • Acrodoncia: implantado sobre las quijadas. En la mayoría de los peces óseos los dientes están unidos a la superficie externa del hueso.
  • Pleurodoncia: los dientes de los lagartos se unen por un lado a la superficie interna de la mandíbula.
  • Tecodoncia: son dientes implantados dentro de las quijadas en alvéolos. Son típicos de mamíferos, y también aparecen en los arcosaurios, como los cocodrilos y los dinosaurios.

Dientes según el reemplazo

  • Reemplazo lateral: el diente de la siguiente generación se encuentra del lado interno de la quijada con respecto al diente ya funcional. Esto sucede típicamente en peces y lagartos.
  • Reemplazo vertical: el diente de la siguiente generación se encuentra debajo del diente funcional. Mamíferos y arcosaurios.
  • Reemplazo horizontal: en los elefantes, el desarrollo de las muelas se encuentra espaciado en el tiempo, de manera que la muela es reemplazado por la que la sigue posteriormente. La muela de reemplazo pertenece en realidad a la misma generación dentaria que la muela que es reemplazada.

 

Deja un comentario