Vehículos de alquiler


Tipos de vehículos de alquiler

A continuación se encuentran todos los tipos de vehículos que puedes alquilar:

  • Mini o pequeños
  • Económicos
  • Compactos e Intermedios
  • Standard y Fullsize
  • Familiares
  • Monovolúmenes
  • Crossovers o todociudad
  • SUVs o todocaminos
  • 4×4 Todoterrenos
  • Coupés y Descapotables
  • Premium
  • Berlinas y deportivos de lujo
  • Furgonetas de pasajeros
  • Furgonetas de carga

Clasificación de los coches de alquiler

Los vehículos de alquiler se clasifican por categorías dependiendo del tamaño que tengan.

Las empresas de alquiler de coches se rigen por categorías a la hora de valorar sus vehículos.

Todos los fabricantes de automóviles clasifican los modelos en varias categorías comerciales, las cuales varían en función de las dimensiones del vehículo, computando desde los dos metros y medio hasta los seis.

Las clases son A, B, C y H. Las empresas de alquiler de coches se rigen por estas mismas categorías a la hora de valorar sus vehículos, así que aunque sean coches de diferentes marcas te costarán lo mismo si están en la misma categoría.

En el grupo A están los vehículos más pequeños, los que tienen una longitud de unos tres metros y que son principalmente urbanos. Son los llamados compactos utilitarios y casi en su totalidad son carrocerías con tres puertas donde el maletero no es muy espacioso. Ejemplos de este grupo pueden ser el Fiat Seicento o el Opel Corsa.

En el grupo B ya encuentras vehículos un poquito más amplios con una longitud de unos tres metros y medio y que algunos de ellos tienen cinco puertas, siendo todos ellos de cinco plazas con comodidad. Es también un vehículo para ciudad pero por sus condiciones es también óptimo para realizar largos desplazamientos. Aquí puedes encontrar un Ford K, Renault Twingo o Volkswagen Polo.

En el grupo C tienes los vehículos de tamaño medio como el Renault Megane o el Seat León. Suelen de cinco puertas y están totalmente recomendados para viajes largos, donde cinco personas pueden ir con total holgura ya que tanto las plazas como el maletero tienen una gran amplitud.

En el último grupo, el grupo H, encontramos el resto de los vehículos. Aquí si que puede variar el precio de un vehículo a otro, ya que hay desde monovolúmenes hasta limusinas o coches deportivos. Cuando vayas a alquilar tu vehículo ten en cuenta todas estas categorías para que sepas pedir exactamente lo que necesitas.


Los mejores trucos y consejos para alquilar un coche barato

Encontrar un coche de alquiler barato y con suficientes garantías, puede convertirse a veces en una quiebra del presupuesto de nuestro viaje.

Sin embargo, siguiendo unos sencillos consejos, y con algún truquillo, podemos encontrar buenas ofertas de alquiler de coches.

En este artículo queremos darte contarte nuestras experiencia en varios años de alquiler y algunos consejos para que sepas buscar el precio más barato, y el mejor respaldo a la hora de buscar coches de alquiler.

A continuación te enumeramos las pautas para conseguir el mejor precio. Si ya tienes las ideas bastante claras a la hora de hacer la reserva, nuestra recomendación es que busques la mejor oferta AQUÍ.

1. Requisitos básicos

En el momento de hacer la consulta te preguntarán la edad. Siempre que haya un conductor mayor de 24 años, conviene reservar a su nombre. Por debajo de esa edad, suele haber recargos por cuestiones de seguro.

Añadir un segundo conductor también supone un incremento. Piensa si merece la pena. Generalmente yo disfruto conduciendo y no me pego grandes palizas, así que prefiero ir como único conductor.

Otro dato a tener en cuenta es que siempre nos pedirán una tarjeta de crédito. Con ella hacen la retención de posibles gastos no contemplados (averías, multas, desperfectos). En caso de que no dispongas de una, intenta que alguno de los pasajeros tenga y pueda hacer la reserva a su nombre.

2. Compañías de coches: 3 posibilidades

Las grandes compañías de alquiler de coches ofrecen una amplia gama de modelos a elegir. Además cuentan con un respaldo que otorga confianza a la hora de alquilar con ellos.

El mayor inconveniente es su precio, ya que suele ser superior. No desesperes. Muchas veces tienen ofertas interesantes con las que poder rebajar un buen pico. Haz búsquedas en las más conocidas a ver si tienes suerte para las fechas que quieres.

Nuestras preferidas:

  • Hertz
  • Thrifty
  • Avis

Una opción muy interesante es buscar compañías de la localidad donde vas a alquilar el coche. Generalmente ofrecen ofertas interesantes, con buen precio. Por el contrario, la oferta de modelos suele ser limitada y debes fijarte en los extras que debas añadir.

En la actualidad, nuestro método preferido son los comparadores de alquiler de coches. Con una única búsqueda, tenemos varios resultados que nos señalan las distintas compañías disponibles y los mejores precios. Además incluyen servicios añadidos como ampliación de coberturas, anulación gratuita y reserva previa.

Nuestras favoritas son:

  • Autoeurope
  • Rentalcar

3. Ofertas para encontrar un coche de alquiler barato

Lo mejor para encontrar buenas ofertas es decidir el alquiler del coche con antelación suficiente. Nosotros solemos encontrar los mejores precios si reservamos 2-3 meses antes. Sí, es cierto que hay que tener las ideas claras, pero el ahorro puede ser en algunos casos de casi el 40%.

Si haces varias búsquedas en diferentes épocas, no olvides revisar las compañías que hubieses descartado antes. A veces salen ofertas increíbles que el día anterior no estaban ahí.

Otro punto a estudiar es el punto de recogida y devolución. Lo normal es hacerlo en la misma oficina, pero si tenemos la idea de hacer un recorrido de un solo sentido debemos buscar compañías que nos permitan devolverlo en una ciudad distinta. No todas lo permiten, sobre todo en caso de compañías pequeñas o locales. Además hay que calcular el recargo por esta operación (one way).

En la actualidad podemos reservar indistintamente a través de internet o telefónicamente. Hay que tener en cuenta que esto también supone una diferencia de precios. Por lo general, los trámites online son más ágiles y ahorran tiempo a la empresa. Por ello es más fácil encontrar mejores precios si reservamos desde el ordenador o el móvil.

Finalmente debemos contemplar la posibilidad de anular nuestra reserva. A veces, las ofertas conllevan la imposibilidad de anulación. Por ello nos gusta reservar con empresas que permiten la anulación hasta 48 horas antes, sin penalización (Autoeurope / Rentalcar). Es interesante porque de esta forma podemos hacer la reserva con bastante antelación, pero si encontramos una oferta con mejor precio podemos anular la primera sin recargo.

4. Tipo de coche

Generalmente el coche más sencillo es el más barato ¿o no? A veces nos sorprende que coches de gama superior tengan un precio solo algo más alto o incluso son más económicos.

El motivo: la demanda.

Los coches más pequeños son los más solicitados, mientras que los de gama media o superior tienen menos salida. Eso hace que las compañías lancen ofertas de esos vehículos a precios más que interesantes.

En cualquier caso, nuestra recomendación es que tampoco te emociones mucho. Es mejor alquilar un coche en función de nuestras necesidades. Un 4×4 o un deportivo, para andar por ciudad va a gastar mucho más que un modelo mini y además te puede dar más dolores de cabeza. Si solo sois dos personas, mejor algo pequeño (si quieres ahorrar).

4. Equipamiento

Un dato a tener en cuenta es el equipamiento extra que ofrecen las compañías.

Hay que tener en cuenta si vamos a necesitar adaptadores infantiles (sillita, elevador,…) o queremos añadir un GPS o una baca para el equipaje extra.

Todo esto incrementará el precio final. Nosotros nos llevábamos la sillita de los niños a todas partes.

5. Kilometraje y Combustible

Otro de los puntos clave para ahorrar en el alquiler del coche.

Fíjate si tu alquiler incluye kilometraje ilimitado o pone un top de kilómetros diarios. Lo usual es que las compañías impongan límites en casos de alquileres de corta duración. Si piensas hacer recorridos largos, es un punto que no debes olvidar.

La política de combustible suele ser el mayor problema que nos encontramos.

Las posibilidades que ofrecen las compañías suelen ser:

  • Lleno/vacío:  Habitual en alquileres de pocos días. Te suelen cobrar el combustible a un precio muy superior al de mercado. Y además si no consumes todo, pierdes esa diferencia. No es aconsejable en ningún caso.
  • Lleno/lleno: Te dan el depósito lleno y lo devuelves igual. En algunos países revisan que efectivamente esté lleno, y si no te cargan la diferencia. En cualquier caso suele ser la mejor alternativa.
  • ¼ ó ¾ de depósito: Muchas veces nos dan el depósito con una determinada cantidad y debemos devolverlo en las mismas condiciones. Es similar al lleno, pero a veces es difícil ajustar la marca.

6. Seguros opcionales. Cobertura de franquicia y seguro a Todo Riesgo

Llegamos a un tema muy importante.

Generalmente el alquiler de un coche incluye un seguro básico (seguro de robo, responsabilidad civil e incendio) con una franquicia que tendrás que pagar tú en caso de algún percance. En el momento de recoger el coche te ofrecerán una ampliación de seguro para reducir la franquicia o incluso eliminarla.

¡Cuidado! El seguro está bien tenerlo, pero eso puede suponer a veces un incremento que puede superar el precio inicial del alquiler.

Una posibilidad muy interesante que hemos utilizado varias veces es contratar el seguro de devolución de franquicia.

¿Qué es esto?

Pues sencillamente consiste en que pagando una pequeña cantidad (muy inferior al seguro), podremos recuperar la franquicia que hayamos tenido que pagar en caso de accidente o desperfecto.

Y os aseguro que algunas compañías son muy pijoteras a la hora de buscar arañazos y golpecitos.

Como ves no es tan difícil hacer hincapié en estos 6 puntos para encontrar la oferta que mas nos convenga. En ocasiones podremos localizar diferencias de precios superiores al 40%, lo que en un alquiler de una semana nos puede suponer un ahorro de hasta 200€. ¡Merece la pena estudiar un poco las alternativas!

En resumen, nuestro consejo es que sigas estas pautas. AQUÍ encontrarás buenas condiciones y ofertas de ahorro. Pero compara con otras empresas.


 

Deja un comentario