Transporte público de Madrid


Transporte público de Madrid

Hay cuatro componentes principales del transporte público, con muchos intercambios intermodales. El Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) coordina las operaciones de transporte público entre múltiples proveedores en la región, armonizando las tarifas de los servicios de transporte de cercanías, tránsito rápido, metro ligero y autobús proporcionados por diferentes operadores.

Metro

El Metro es el sistema de tránsito rápido que da servicio a Madrid, así como a algunos suburbios. Fundada en 1919, sufrió una gran ampliación en la segunda mitad del siglo XX[239]. Es el segundo sistema de metro más largo de Europa (después del de Londres) con 294 kilómetros (183 millas). A 2019 cuenta con 302 estaciones[240]. Sólo el Métro de París tiene más estaciones. Cuenta con 13 líneas; 12 de ellos están codificados por colores y numerados del 1 al 12 (Línea 1, Línea 2, Línea 3, Línea 4, Línea 5, Línea 6, Línea 7, Línea 8, Línea 9, Línea 10, Línea 11 y Línea 12), mientras que el otro, el corto Ramal (R), une Ópera con Príncipe Pío.

Cercanías

Cercanías Madrid es el servicio ferroviario de cercanías utilizado para distancias más largas desde los suburbios y más allá hacia Madrid, que consta de nueve líneas que suman un total de 578 kilómetros (359 millas) y más de 90 estaciones. Con menos paradas dentro del centro de la ciudad, son más rápidos que el Metro, pero funcionan con menos frecuencia. Este sistema está conectado con Metro (actualmente 22 estaciones) y Metro Ligero. Las líneas se denominan: C-1, C-2, C-3, C-4, C-5, C-7, C-8, C-9, C-10, respectivamente.

Autobuses

Existe una densa red de rutas de autobús, a cargo de la empresa municipal Empresa Municipal de Transportes (o EMT Madrid), que opera las 24 horas del día; los servicios especiales llamados «líneas N» se ejecutan durante la noche. La línea especial Airport Express Shuttle que conecta el aeropuerto con el centro de la ciudad cuenta con autobuses amarillos distintivos. Además de las líneas urbanas operadas por la EMT, los autobuses verdes (interurbanos) conectan la ciudad con las afueras. Las últimas líneas, aunque también están reguladas por el CRTM, suelen estar a cargo de operadores privados.

Casi la mitad de todos los viajes en el área metropolitana se realizan en transporte público, una proporción muy alta en comparación con la mayoría de las ciudades europeas.  Madrid tiene 15.723 taxis repartidos por toda la ciudad.

Taxi

Los taxis están regulados por una subdirección específica de servicio de taxi, organismo dependiente del Ayuntamiento de Madrid. La autorización implica un gafete para el vehículo y una licencia para el conductor, quien debe ser mayor de 18 años. Desde la década de 1970, la flota de taxis se ha mantenido estable en torno a los 16.000 vehículos, llegando a 15.600 en 2014.


 

Deja un comentario